By TammyWhite
1 years ago

2.000.000 kilos de manzana para sidra

.

Una cosecha de récord. Esa es la previsión de la asociación Maceira e Sidra para la campaña que acaba de arrancar en la zona de A Estrada y el Val do Ulla, donde esta semana se inició la recogida de la manzana.

Según el presidente del colectivo, José Antonio López Pampín, frente a los 500.000 kilos cosechados en el 2016, este año se esperan en torno a dos millones de kilos. «O ano 2015 fora malo e o 2016 foi peor, pero este ano esperamos unha colleita histórica. Eu en 25 anos que levo de profesión non recordo tal cantidade de mazá», explica López Pampín. «Se o ano pasado a colleita se quedou no 30%, este ano espérase chegar ao 100 %, á produción máxima, que son uns 40.000 quilos de mazá por hectárea», comenta.

Las buenas perspectivas las ratifica el vicepresidente y también productor Víctor Peroja. Tiene cuatro hectáreas de producción que el año pasado dieron 30.000 kilos. Este año, de momento, no se atreve a hacer estimaciones, pero espera una cosecha más abundante. «Hay mucha manzana y de buena calidad», asegura.

Pese a la excelente campaña que se espera, López Pampín matiza que también se ha perdido mucha fruta. «A sequía fixo caer moita mazá. Ademais as árbores teñen unha sobrecarga de mazá. Botaron demasiada e moitas ramas desgarraron e caeron ao chan», comenta. Él gestiona 21 hectáreas y asegura que, de momento, la manzana que se está recogiendo en sus plantaciones es la caída al suelo antes de tiempo, que no se utilizará para sidra, sino que se venderá para la producción de vinagre.

Según explica el presidente de Maceira e Sidra, buena parte de la producción local de manzana se vente a la sidrería de Chantada para la fabricación de la sidra Maeloc. Otra parte se utiliza para la fabricación de las marcas propias de A Estrada y el resto se vente para sidrerías de Asturias, el País Vasco, Navarra o el sur de Francia. Por la manzana para vinagre se están pagando 15 céntimos por kilo en destino. La manzana normal para sidra se paga a entre 20 y 22 céntimos y la ecológica certificada a unos 27 céntimos, aunque existen primas por calidad que permiten elevar el precio del producto en hasta 10 céntimos el kilo.

López Pampín recomienda a todos los productores locales esperar al punto exacto de maduración de la fruta para cosecharla y ser cuidadosos en el descarte de las piezas malas que podrían picar la sidra. «O noso nome soa por aí arriba por calidade. Hai que mantelo. Se non, vendes unha vez e nunca máis», dice.

A medida que la producción se amplía, A Estrada empieza también a modernizarse y a mecanizar la recogida de manzana. En esta campaña, al menos tres productores locales emplearán por primera vez máquinas de vibración que, atadas a los manzanos, provocan la caída al suelo de los frutos en su punto de maduración sin necesidad de varear el árbol. «Varealo ó fin e ó cabo é darlle unha paliza», estima López Pampín, que ya tenía en uso en sus plantaciones un sistema de vibración de fabricación doméstica.

Además, Pampín ha invertido en la compra de una máquina de recogida nunca antes utilizada en Galicia. «Solo hai unha en Asturias e dúas no País Vasco», asegura. El tractor adaptado cuesta 15.000 euros y el cabezal de recogida 22.000 euros.

Con esta máquina la mano de obra podría reducirse hasta un 70 %, pero se exige una meticulosa preparación del terreno. «Ten que ser un terreno plano e non demasiado húmido. O traballo deste xeito faise á inversa. No sistema manual escóllese a mazá boa para vender. Neste é a mala a que se escolle a man antes de pasar a máquina, que recolle indiscriminadamente o resto», cuenta.
1 years
mila7272 Nice
1 years
1 years
soncee Wow great
1 years
1 years
Violeta Great
1 years