By Bilston
2 years ago

Fidel Castro, estadista revolucionario

.
Fidel Castro, uno de los más relevantes personajes de la historia del Siglo XX. Revolucionario, estadista, políyico o simplemente un líder con luces y sombras.
Cuba estaba gobernada desde el golpe de estado de 1953 por el dictador Fulgencio Batista, cuyo corrupto gobierno actuaba bajo el paraguas de Estados Unidos , favoreciendo los intereses de las empresas privadas estadounidenses que dominaban la isla, mientras que mas de un tercio de la población vivía por debajo del umbral de la pobreza.
En La Habana destacaban los negocios controlados por la Mafia (casinos, prostitución y drogas).
Tras el triunfo de la revolución, se produjeron diversos juicios de tribunales revolucionarios contra militares considerados colaboradores de la dictadura, en los que se codenó a muerte a algunos de los acusados. Estos juicios fueron duraemente criticados a nivel internacional, al considerar que eran de caracter político.
En Abril de 1959 Fidel Castro realizó un viaje no oficial de buena a voluntad a Estados Unidos, entrevistándose con el vicepresiente Nixon ya que el Presidente Eisenhower se excusó aduciendo un partido de golf.
En Mayo de 1959 se decretó la primera Reforma Agraria, confiscando todas las propiedades de más de 420 Ha., perjudicando a los grandes propietarios cubanos y estadounidenses.
A partir de entonces, desde Estados Unidos se vinieron emprendiendo operaciones encubiertas contra Cuba, acciones piratas aéreas y navales, así como apoyo a organizaciones contrarrevolucionarias. El propósito era la eliminación de Castro.
Estos acontecimientos, la confiscación de empresas estadounidenses de azúcar, petroleras, eléctricas y de telecounicaciones, favorecieron el acercamiento soviético y su apoyo comercial, provocando posteriormente, la invasión de la Bahía de Cochinos por parte de Estados Unidos y la famosa crisis de los misiles.
En los años posteriores las libertades sufrieron limitaciones, muchas de las cuales todavía perduran, tal vez y sólo tal vez, consecuencia directa o indirecta de la difícil situación de gobernabilidad con el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos y las continuas acciones y atentados promovidos en contra el régimen cubano.
Obviamente esto no justifica la forma de goberrnar, con mano de hierro contra sus enemigos, adversarios o disentes, pero no ayudó en modo alguno al pueblo cubano.
Con toda seguridad, todo habría sido muy distinto si no se hubieran producido desde el inicio esas diferencias irreconciliables con Estados Unidos, cuya forma de proceder tampoco fue adecuada.
Así pues, la política y forma de gobernar de Fidel Castro bien podrían haber sido consecuencia de la tensión creada por su gran enemingo desde el primer momento, o tal vez tampoco habría diferido demasiado de no ser así.